jueves, 19 de septiembre de 2013

La higiene de los oídos en el perro.

La higiene al menos quincenal de los oídos del Bichón Maltés es importante para la prevención de infecciones que pueden causar molestias y dolores a nuestra mascota. Los perros que tienen las orejas caídas como nuestros Malteses son más propensos a tener infecciones que los perros con orejas alzadas, esto es porque el oido no se "airea" y la humedad y suciedad se acumulan más fácilmente.
Lo normal es que la entrada del conducto auditivo sea de color rosado y tenga un aspecto saludable. Notaremos que algo ocurre cuando vemos que el perro se rasca mucho las orejas o sacude con frecuencia la cabeza. Cuando aparecen rojeces, exudados malolientes, descamaciones o parásitos debemos actuar acudiendo al veterinario para que paute el tratamiento adecuado.

Os voy a explicar cómo yo realizo la higiene de esta zona a mi perra: utilizo un producto para la limpieza ótica que se llama CleanAural (en el mercado hay muchas marcas y variedades, podéis elegir diferentes texturas y presentaciones), me gusta mucho porque limpia profundamente y tiene un aroma mentolado que desodoriza completamente, inconvenientes que le veo: si se derrama accidentalmente sobre el pelo lo ensucia dando un aspecto grasiento. Yo aplico varias gotas dentro del canal auditivo de mi perra, cubro con la propia oreja y doy un suave masaje (hasta que oigo el líquido fluctuar dentro de su oído), seguidamente coloco una torunda dentro del canal para evitar derrames cuando la perra sacuda la cabeza (lo va a hacer siempre porque el líquido le produce incomodidad), después de un pequeño tiempo de actuación retiro los restos del producto y suciedad con una gasa dejando la zona bien seca. Es importante utilizar productos específicos para la limpieza ótica de los canes y no otros antisépticos no aptos para este fin que pueden irritar y producir consecuencias no deseadas.
También es importante que durante el baño no entre agua dentro de los oídos y secar bien la zona con la toalla.

Otro gesto importante para la higiene es la retirada de los pelos del borde del conducto auditivo ya que estos interfieren en su ventilación, yo utilizo un dedal especial o una pinzas de mosquito curvas (preguntad en vuestra clínica veterinaria sobre la correcta utilización de estos objetos). Los pelos se retiran en pequeñas cantidades para no hacer daño al animal, a mi perra no le gusta que se lo haga así que no tengo más remedio que retirarlos con mucha paciencia y dándole premios, también suelo tocarle las orejas en otras ocasiones para que se acostumbre a la manipulación de la zona.
Un saludo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario